El precio del container desde China se dispara

¿Por qué se está apreciando el yuan chino?
10 de noviembre de 2020
Se podría disparar el precio de las materias primas?
29 de enero de 2021

Ahora que parece que la situación del Covid está mejorando y finalmente podemos relajarnos un poco y volver a la normalidad, shipaggedon está aquí (buen nombre, pero lamentablemente no es mío, el New York Times se lleva el mérito). Resumiendo mucho, buena suerte estos días si queremos un contenedor para enviar nuestros productos desde China..

Estas últimas semanas, los precios de los contenedores han ido aumentando de forma vertiginosa y han alcanzado máximos históricos en algunas rutas. ¿Qué está pasando? ¿No estamos en medio de una pandemia? ¿No ha disminuido el consumo porque la gente está encerrada en casa?

Hemos calculado los precios medios que hemos pagado por contenedores de 20 pies en la ruta Ningbo-Barcelona en los últimos años:

Debido a la incertidumbre y los problemas financieros causados ​​por el Covid, la mayoría de las empresas han sufrido escasez de efectivo o han optado por mantenerlo en el banco, lo que reduce los niveles de inventario. De repente, la demanda de bienes de consumo se está recuperando: los gobiernos han puesto sobre la mesa medidas de estímulo y la gente viaja mucho menos y elige gastar su dinero en bienes de consumo. Además, se acerca la temporada navideña (cuando nos vemos obligados a gastar para mostrar a las personas que queremos que también las queremos económicamente). Y se acerca el año nuevo chino, las fábricas chinas estarán cerradas durante febrero. De repente, los almacenes se ven muy vacíos y todo el mundo quiere reabastecerse al mismo tiempo.

En circunstancias normales, sería bastante difícil para las compañías navieras hacer frente al repentino aumento de la demanda. Pero 2020 es de todo menos normal, y el Covid los ha pillado con la guardia baja.

En el pico de la crisis de Covid, el comercio internacional disminuyó mucho. Para intentar reducir las pérdidas de fletar barcos casi vacíos, cancelaron un número sin precedentes de viajes para tratar de reducir costos y mantener las tarifas (cancelar un barco ayuda a reducir las pérdidas en un 60% según Maersk). También intentaron trasladar los contenedores (que son de su propiedad, o en ocasiones alquilan a empresas de arrendamiento de contenedores como Triton) a las rutas más rentables en ese momento (África y América Latina), sacándolos de sus rutas habituales.

Así que, de repente, tenemos un gran aumento en la demanda, muchos contenedores fuera de lugar (muchos de ellos desperdigados por USA a causa del Covid)  y toda la industria luchando para que los contenedores vuelvan a sus rutas habituales, lo que, como podeis imaginar, no es rápido ni fácil. Mientras tanto, todos tenemos que luchar por los «pocos» contenedores disponibles y, como siempre ocurre, cuando la demanda es mucho más alta que la oferta, los precios se disparan.

HMM Algeciras, actualmente el buque portacontenedores más grande del mundo, puede transportar 23964 TEU (contenedores de 20 pies)

Debemos señalar que los precios de los contenedores han sido anormalmente bajos desde al menos 2008. Las grandes navieras como Maersk o MSC estaban bien con precios bajos, incluso si no estaban obteniendo ganancias. Apostaron a que los transportistas más pequeños, con costos operativos más altos (entre otras razones, porque tienen barcos más pequeños) no podrían sobrevivir a este nivel de precios (sí, lo mismo que Arabia Saudita intentó hacer con los frackers de petróleo estadounidenses). Esperaron y finalmente, en 2015-2016, los transportistas más pequeños cedieron.

Así era el mercado en 2015 (un TEU es un contenedor de 20 pies, unidad de medida para una gran cantidad de datos de envío. Por lo tanto, un contenedor de 40 pies = 2 TEU):

En 4 años, Maersk compró Hamburd SUD, Hyundai compró Hanjin, COSCO compró China Shipping, CMA compró APL, Hapag Lloyd y UASC se fusionaron y ONE nació como una fusión de NYK, KLINE y MOL. Entonces, a principios de 2006, las cuatro principales empresas de transporte de contenedores tenían el 45% del mercado, hoy tienen alrededor del 60%.

Se trata de navieras, que poseen alrededor del 45% de los barcos. El otro 55% son propiedad de propietarios de flotas, grandes empresas desconocidas, como Atlas, Costamare, Global Ship Lease, Navios o Danaes por nombrar algunos, que alquilan sus barcos a transatlánticos y otros.

También es importante el hecho de que el transporte de contenedores es un negocio muy cíclico. Debido a que construir un barco lleva alrededor de 3 años, la oferta y la demanda siempre juegan al gato y al ratón. La demanda aumenta, no hay suficientes barcos, los precios aumentan, las compañías navieras obtienen grandes beneficios, que utilizan para comprar nuevos barcos. Después de 3 años, aparecen de repente muchos barcos nuevos más grandes, la oferta aumenta mucho, los precios bajan … y así sucesivamente. Ahora mismo estamos en la parte baja del ciclo, las ganancias de las grandes navieras han ido aumentando los últimos 3 años (y aumentarán aún más este trimestre y el próximo año), y la construcción naval en astilleros está en su mínimo en los últimos años. Por lo tanto, es posible que, después del año nuevo chino, los precios vuelvan a bajar lentamente, pero no a los niveles en que estaban, el ciclo debe seguir su curso.

¿Y ahora que? ¿Pueden seguir aumentando los precios? Sí, pueden, y probablemente lo harán hasta febrero. Pero el gobierno chino ya está presionando a las compañías navieras para que pongan un límite al precio. Después de todo, el aumento de precio no refleja un aumento de costos, sino un aumento de la demanda. Así que las compañías navieras simplemente tendrían menos ganancias.

Una manera fácil de aumentar la capacidad sería que los transportistas aumentaran la velocidad de sus embarcaciones. Cuando empezamos a importar desde China en el año 2000, un contenedor de Ningbo a Barcelona tardaba 24 días. Hoy en día, tarda entre 30 y 35, debido a la estrategia de «slow steam» para reducir los costos y aumentar las ganancias (como hacen las aerolíneas). En el transporte de contenedores, el consumo de combustible está relacionado con el cubo de la velocidad. Si una embarcación viaja dos veces más rápido, consumirá ocho veces más combustible, por lo que pequeños cambios de velocidad suponen un gran ahorro de combustible. Pero a los precios actuales, podrían permitirse recortar algo de tiempo de viaje, al menos hasta que la situación vuelva a la normalidad, porque en unas semanas tendremos que secuestrar o matar a alguien para conseguir un contenedor.

Marc Torras