En GISP garantizamos todo el material que enviamos. Cuando el cliente nos pasa el pedido, seleccionamos proveedor, negociamos y pasamos el mejor precio.
A partir de aquí, la responsabilidad de la calidad del producto y de la puntualidad es nuestra. Realizamos controles de calidad durante la producción, enviamos muestras… y si hubiese algún problema cuando el material llega a su destino, los responsables somos nosotros, no una empresa china a 10.000 km de distancia.

Cuando es necesario, guardamos los moldes en nuestros almacenes de Hangzhou y los enviamos a la fábrica solo durante la producción, asegurando así que su propiedad intelectual está protegida.

 

p01